Portada > Noticias de la Embajada
Las Palabras del Sr. Embajador Zou Xiaoli en la Conferencia de Prensa sobre El Protocolo de Requisitos Sanitarios y Fitosanitarios para la Exportación de Harina de Soja de la República Argentina a la República Popular China entre la Administración General de Aduanas de China y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de Argentina
2019/09/12

El 10 de septiembre, el Sr. Zhang Shouwen, Subdirector de la Administración General de Aduanas y el Sr. Diego Guelar, Embajador de Argentina en China rubricaron El Protocolo de Requisitos Sanitarios y Fitosanitarios para la Exportación de Harina de Soja de la República Argentina a la República Popular China entre la Administración General de Aduanas de China y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de Argentina en Beijing. Argentina es el mayor exportador de la harina de soja del mundo y China, el mayor consumidor, por lo que la suscripción de este Protocolo ha sentado una base sólida para la articulación directa entre estos dos enormes mercados. En esta ocasión, quisiera expresar mis calurosas felicitaciones y espero que salga a la brevedad el primer embargue de la harina de soja argentina hacia China.

Gracias a la promoción personal del Presidente Xi Jinping y el Presidente Mauricio Macri, los últimos años han sido testigo de la fructífera cooperación sustantiva bilateral en el marco de la Asociación Estratégica Integral China-Argentina. China ha abierto su mercado a Argentina de manera sostenida con la firma de los protocolos sanitarios que permiten el acceso al mercado chino de los productos argentinos como cereza, arándano,uva,la carne bovina enfriada y con hueso, la ovina, la porcina, equinos y miel, entre otros. Más de una decena de empresas chinas encabezadas por COFCO se instalaron en este lindo país, creando miles de puestos de empleo locales, hecho que no sólo les permite a los chinos gozar de más productos de mejor calidad y la entrada de las empresas chinas en el mercado internacional, sino que impulsa la producción y el comercio agropecuario de Argentina, lo cual favorece el empleo local, en pro del beneficio mutuo y ganancia compartida. Tan sólo en el primer semestre del año en curso, se ha registrado la exportación de soja argentina de 2 millones 400 mil toneladas hacia China, que se multiplicó por 10 veces que la cifra del mismo período del año pasado,lo cual demuestra las enormes potencialidades que reviste nuestra colaboración. Celebramos y esperamos la participación activa de las corporaciones argentinas en la Segunda Exposición Internacional de Importaciones que se celebrará en próximo noviembre en Shanghai para presentar enérgicamente sus propios productos, forjar la marca creado/hecho en Argentina, en pos de una nueva altura del comercio bilateral en términos cuantitativos y cualitativos, lo cual coincide con los intereses comunes de ambas partes.

Nuestra cooperación agropecuaria es uno de los campos más complementarios y fecundos con mayores potencialidades. Así que la parte china espera llevar a cabo una cooperación con cobertura de toda la cadena industrial de este sector, que atañe a los eslabones como mejoría de semilla, producción, procesamiento, comercio, logística, investigación científica y maquinarias, etc. Cabe señalar que para la materialización de tal objetivo, son imprescindibles el fortalecimiento de comunicación y los esfuerzos aunados entre ambos gobiernos, empresas, instituciones y cámaras.

Por último, quisiera subrayar que la puerta de apertura de China se abre cada vez más. La apertura trae las oportunidades y la competencia promueve el desarrollo, lo que consiste en una importante experiencia de la Reforma y Apertura de China que se inició hace cuatro décadas. En la actualidad, la globalización económica afronta una corriente anacrónica, que se refleja en el proteccionismo, el unilateralismo y el bullying comercial que desafían con dureza el crecimiento económico mundial. Siendo la segunda economía del planeta y el mayor aportador al desenvolvimiento económico global, China está dispuesta a trabajar junto con los países de todas las latitudes, incluida Argentina, con miras a preservar el sistema multilateral de comercio basado en las normas y los principios de apertura, colaboración y ganancia compartida, reforzando las consultas y la coordinación, para impulsar el desarrollo de los dos países e inyectar permanentemente la confianza y fuerza motriz que favorece al aumento del comercio y la inversión a nivel mundial.

Para sus Amigos :   
Imprimir