Portada > Noticias de la Embajada
Discurso del Embajador Yang Wanming en la Sesión Informativa sobre el XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China ante los diversos sectores de Argentina
2017/10/26

(25 de oct de 2017, a las 10:00 horas, en la residencia)

Estimados amigos:

¡Muy buenos días! Un gusto recibir a ustedes en mi casa.

Esta semana hemos sido testigos de grandes acontecimientos tanto para la agenda política china como para la argentina. El pasado domingo culminó un proceso estable y ordenado de las elecciones legislativas de término medio en Argentina, he aquí mis felicitaciones.

Por otro lado, ayer en la madrugada, es decir el mediodía del 24 hora de Beijing, se clausuró en Beijing el Décimo Noveno Congreso Nacional del Partido Comunista de China, con la elección del nuevo Comité Central y la Comisión Central de la Inspección Disciplinaria.

Hoy por la madrugada, se celebró la Primera Sesión Plenaria del Décimo Noveno Comité Central del Partido, y se eligió el nuevo Buró Político del Comité Central y su Comité Permanente. En esta sesión, Xi Jinping, núcleo del liderazgo del Partido, fue re-electo Secretario General del Comité Central.

Encuentro político más importante de China en el último lustro, este Congreso reviste un significado vital para el futuro desarrollo del país, al mismo tiempo de dejar, gracias a la creciente vínculación entre China y el resto del mundo, influencias transcendentales en la comunidad internacional. Por ello, ha recibido una amplia atención a nivel mundial.

En días recientes, muchos amigos argentinos me expresaron el interés de conocer más sobre este Congreso, así que aprovecho esta ocasión para esbozarles unos rasgos preliminares, compartiendo con ustedes una lectura mía acerca de este encuentro. Espero poder contribuir a su conocimiento acerca del último avance del panorama político de China, y proponer más ideas sobre un mayor desarrollo de nuestras relaciones en los tiempos venideros.

A mi entender, la parte más esencial de este Congreso radica en la incorporación del pensamiento de Xi Jinping sobre el Socialismo con peculiaridades chinas en la nueva época a los Estatutos del Partido. Estos lineamientos han sido establecidos como el pensamiento de orientación del Partido y la guía de acción para todo el Partido y pueblo en su esfuerzo por alcanzar la gran revitalización de la nación china. En fin, es una gran innovación teórica del Partido.

De este pensamiento, fruto gestado en los trabajos del Partido a lo largo de su historia, hay los siguientes puntos que merecen nuestra atención.

I. La dirección central del Partido ha hecho un nuevo juicio estratégico sustancial sobre la actual situación del país y las nuevas tareas históricas que asume el Partido. El Secretario General del Partido XI Jinping ha planteado claramente el socialismo con peculiaridades chinas ha entrado en una nueva época, y ¿por qué?, porque tras un serio análisis de la situación actual del país, Xi, en nombre de la dirección Central del Partido, hizo un nuevo juicio trascendental, que la principal contradicción social se ha transformado, pasando a ser la que existe entre la creciente demanda del pueblo por una vida mejor y el desarrollo desequilibrado e insuficiente. Esta nueva contradicción principal ha llegado a ser la característica más importante de la nueva era.

Entonces, ¿por qué esta transformación de la principal contradicción social es tan relevante?, porque a comienzos de la Reforma y Apertura, nuestro Partido ya hizo un gran juicio, según el cual, la principal contradicción de la sociedad china en aquel entonces era la existente entre la creciente demanda del pueblo en lo material y cultural y la atrasada producción social. Este juicio venía siendo durante muchos años un factor fundamental para casi todos los trabajos del Partido.

Sin embargo, con el desarrollo de las últimas cuatro décadas, China ha devenido la segunda economía mundial, la antes atrasada producción social se ha liberado sustancialmente, mientras el desarrollo del socialismo con peculiaridades chinas ha ingresado en un periodo de mejora cualitativa, y de salto en la industrialización, informatización, urbanización y modernización agrícola de nuevo tipo. En esta etapa, los chinos ya llevan una vida modestamente acomodada, hasta una con mayor holgura y su demanda por una vida mejor está en constante aumento y expansión. Por lo tanto, la vieja contradicción principal que marcaba tanto en los pasados decenios, ya deja de reflejar con fidelidad las realidades de China y su desarrollo, y lo que predomina ahora es la contradicción entre la demanda del pueblo por una vida mejor y el desarrollo desequilibrado e insuficiente.

Por otra parte, China sigue siendo el mayor país en vías de desarrollo en el mundo, y aún permanece y permanecerá por largo tiempo en la etapa primaria del socialismo, con problemas especialmente acusados como el desequilibrio y la insuficiencia del desarrollo, por ejemplo el desequilibrio entre regiones, particularmente las zonas rurales y el crecimiento insuficiente de algunos industrias y sectores, etc.. Ahora, son éstos, los principales retos para la sociedad china.

Antes esta situación ya distinta, según el informe, debemos esforzarnos por resolver estos problemas y neutralizar dicha contradicción, tomándolo como nuestra nueva tarea histórica, a fin de darle al pueblo una vida mejor.

Por ello, siguiendo los cambios de nuestra era, la dirección central del Partido, con el Secretario General Xi Jinping como núcleo, ha emitido un nuevo juicio estratégico sobre los problemas prioritarios a resolver, tomando a la vez esta nueva contradicción principal como el punto de partida fundamental para todos los trabajos de nuestro Partido y Gobierno para realizar sus trabajos en el nuevo contexto.

II. El Informe ha definido la tarea general del Partido y del país en la nueva era

Todos conocerán los objetivos para los dos centenarios, es decir, para el año 2020, con el centenario de la fundación del Partido, culminaremos la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada. Para mediados de siglo, cuando cumpla los 100 años la República Popular China, construiremos del país nuestro un poderoso país socialista moderno.

Ahora, este informe nos ha dado pautas más precisas, a saber, desde ahora hasta el 2020, será el período para culminar la construcción de una sociedad modestamente acomodada en todos los sentidos, con miras a alcanzar el objetivo fijado para el primer centenario. Para la materialización del objetivo fijado para el segundo centenario, el informe destaca especialmente que es necesario ir por dos etapas, a saber: en la primera etapa, que abarca entre 2020 y 2035, materializaremos fundamentalmente la modernización socialista, y en la segunda que va desde 2035 hasta mediados del presente siglo, haremos del país una potencia socialista moderna, próspera, democrática, civilizada, armoniosa y bella, haciendo en realidad el sueño chino en pos de la gran revitalización de la nación china.

Al dividir la consumación de este objetivo en dos etapas, el informe también presentado visiones concretas para cada una de estas dos fases, trazando una hoja de ruta magna pero a la vez concreta.

III. El Secretario General Xi ha planteado la estrategia fundamental para seguir y desarrollar el socialismo con peculiaridades chinas en la nueva era.

En base de una serie de síntesis y reflexiones sobre las experiencias históricas en los trabajos del Partido, en nombre del Comité Central, el Secretario General Xi plantea una serie de lineamientos y métodos de trabajo, que abarca los diversos ámbitos en el accionar del Partido. Por ejemplo, la perseverancia en considerar al pueblo como el centro, la perseverancia en la consideración del pueblo como el centro, la perseverancia en la profundización integral de la reforma, la perseverancia en el total imperio de la ley en el gobierno del país, la perseverancia en la garantía y mejora del bienestar del pueblo en el desarrollo y la perseverancia en la coexistencia armoniosa de la gente y la naturaleza… En total son catorce perseverancias que componen la estrategia fundamental de la nueva era. Dicha estrategia integrará y dirigirá los diversos trabajos del Partido y del Estado en la era de la construcción del socialismo con peculiaridades chinas de la nueva época, y será mantenida por largo tiempo. Por cuestión de tiempo, no puedo pasar punto tras punto, sino presentar los siguientes tres puntos prioritarios.

El primer punto, que es la primera perseverancia que quiero explicar, es la perseverancia en la dirección del Partido en todos los trabajos. El Secretario General Xi plantea que la mayor característica del socialismo con peculiaridades chinas consiste en la dirección del Partido Comunista de China, la que es también la mayor ventaja para que china pueda desarrollarse de forma continua y estable. El Congreso reafirma que el Partido es la máxima fuerza directiva política de China y los trabajos de todos los ámbitos se encuentran bajo el liderazgo del Partido. El informe y la resolución aprobados por el XIX Congreso Nacional del Partido refleja la voluntad de todo el Partido, definiendo la disposición estratégica general para la causa de la construcción del socialismo con peculiaridades chinas en el próximo lustro, hasta un período aún más prolongado.

En marzo del año entrante, se convocará la decimo-tercera Asamblea Popular Nacional, con elecciones para renovar la cúpula directiva del Gobierno Chino. Entre tanto, las disposiciones pertinentes aprobadas en el XIX Congreso del Partido se transformarán y detallarán en políticas y acciones concretas. Esto muestra el enlace estrecho entre la voluntad del Partido y la del Gobierno, garantizando el impulso estable de la causa de la construcción del socialismo con peculiaridades chinas.

En este sentido, garantizar la dirección del Partido en todos los trabajos requiere necesariamente de este último, el fortalecimiento de su propia construcción. En el lustro pasado, las reformas en el sistema de la construcción del Partido han avanzado en profundidad, con el constante perfeccionamiento del sistema institucional de los decretos intrapartidarios. Entre tanto, en la lucha contra la corrupción de China, un tema interesante para todos, se ha conformado una tendencia arrolladora.

A medida que el socialismo con peculiaridades chinas entra en la nueva era, el Congreso ha propuesto que hemos de aplicar invariablemente el disciplinamiento del Partido integral y riguroso, seguir propulsando los diversos trabajos incluida la lucha contra la corrupción, en pos de mejorar constantemente no sólo la capacidad de gobierno y sino también el nivel de conducción del Partido.

El segundo punto, o la segunda perseverancia se refiere a perseverar en la nueva concepción del desarrollo y construir un sistema económico modernizado. Xi recalca que China seguirá ahondando las reformas estructurales por el lado de la oferta, acelerará la construcción de un país innovador, implementará la estrategia de desarrollo coordinado de las regiones y completará apresuradamente el régimen de economía de mercado socialista, con vistas a promover un nuevo panorama de apertura integral. Por mi parte, quisiera enfocarme en la parte relativa a la apertura al exterior.

Xi señala que las puertas de China al exterior no se cerrarán, sino que se abrirán cada vez más. Centrándonos en la construcción de la Franja y la Ruta, persistiremos en atribuir la misma importancia a la introducción en el interior y la salida al exterior, nos adheriremos al principio de deliberación en común, construcción conjunta y co-disfrute, reforzaremos la apertura y la cooperación en el desarrollo de la capacidad innovadora, con objeto de formar un panorama de apertura marcado por la coactuación del desarrollo terrestre y el marítimo y la complementación recíproca entre el Este y el Oste.

China empujará la construcción de un país comercialmente fuerte, para expandir su comercio exterior y cultivar las nuevas modalidades operativas y modelos comerciales. Mientras tanto, implementaremos políticas para un alto grado de liberalización y flexibilización del comercio y las inversiones, aplicaremos en todos los terrenos el régimen administrativo de trato nacional en la fase de pre-establecimiento y el de listas negativas, agilizaremos en gran medida las restricciones en el acceso al mercado, ampliaremos la apertura del sector servicios, y protegeremos los derechos e intereses legítimos de los inversores extranjeros. Es decir, todas las empresas registradas en el territorio chino serán tratadas igualitariamente con el mismo rasero.

Además, el país innovará sus formas de invertir en el extranjero, fomentará la cooperación internacional en capacidad productiva, a fin de confeccionar redes globales de comercio, inversión y financiación, producción y servicios, a la vez de formar aceleradamente nuevas ventajas para la cooperación y competencia en la economía internacional.

La tercera y última perseverancia apunta a la perseverancia en el impulso de la construcción de una comunidad de destino de la humanidad, en otra palabra, una comunidad de futuro compartido. Desde la Reforma y la Apertura, China salió del enclaustramiento hacia la apertura, integrándose de nuevo al sistema internacional y, en base de la adaptación proactiva a las normas internacionales, se convirtió en una parte relevante de la comunidad internacional, aportando positivas contribuciones al desarrollo mundial.

A partir del XVIII Congreso Nacional del Partido, China ha venido un rol de liderazgo en un creciente número de ámbitos de la agenda internacional. Hemos puesto en marcha la iniciativa de construir conjuntamente la Franja y la Ruta, auspiciamos la fundación del Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras, instauramos el Fondo de la Ruta de Seda, albergamos el primer Foro de la Franja y la Ruta sobre Cooperación Internacional, la Reunión Informal de los Líderes de la APEC, la Cumbre del G20 en Hangzhou, el Encuentro de Xiamen de los Líderes del BRIC y la Cumbre de la Conferencia sobre Interacción y Medidas para construir la Confianza en Asia. Preconizamos la cooperación internacional de beneficio mutuo y ganancia compartida, en fomento de la transformación del sistema de gobernanza global, aportando la sabiduría china y proyectos chinos al afrontamiento a los desafíos comunes de la humanidad.

Cimentándose en lo anterior, el Secretario General precisa que la diplomacia de gran país con peculiaridades chinas amerita justamente promover la edificación de un nuevo tipo de relaciones internacionales e promover la construcción de una comunidad de destino de la humanidad. Podemos decir que dichas palabras han sintetizado las aspiraciones y el objetivo general de la diplomacia china en la nueva época. Concretamente, este nuevo tipo de relaciones internacionales consiste en el respeto mutuo, la equidad y justicia, y la cooperación y ganancia compartida.

El máximo líder del Partido también ha dado una exposición explícita sobre la esencia de la comunidad de destino de la humanidad, que es construir un mundo de paz duradera, seguridad universal, prosperidad común, apertura e inclusión, y limpieza y hermosura.

Entonces, cómo China promueve la construcción de un nuevo tipo de relaciones internacionales y la de una comunidad de destino común, Xi ha presentado los siguientes caminos.

Ante todo, hemos de aplicar con firmeza la política exterior independiente y de paz, respetar el derecho de los pueblos de los diversos países a elegir por cuenta propia su propia senda de desarrollo, salvaguardar la equidad y la justicia internacionales, rechazar la imposición de la voluntad propia sobre los demás, la intervención en los asuntos internos de otros países y el abuso del fuerte sobre el débil.

Además, hay que desarrollar activamente las relaciones de la asociación global, ampliar la convergencia de intereses con los diversos países, en cuanto a los países en vías de desarrollo, hemos de sostener la correcta concepción sobre la justicia y los intereses, así como los conceptos de sinceridad, honestidad, afinidad y franqueza, en fomento de nuestra unión y cooperación.

No es menos importante perseverar en la apertura al exterior como la política estatal básica, promover con dinamismo la cooperación internacional en la Franja y la Ruta, forjar nuevas plataformas de colaboración internacional, a efectos de agregar una nueva fuerza motriz para el desarrollo compartido. China respalda el sistema de comercio multilateral, fomenta la construcción de las áreas de libre comercio, al objeto de imprimir un impulso a la construcción de una economía mundial abierta.

Por último, es indispensable atenernos a la concepción de gobernanza global caracterizada por la deliberación en común, construcción conjunta y co-disfrute, abogar por la democratización de las relaciones internacionales, apoyar la ampliación de la representatividad y el derecho a la palabra de los numerosos países en desarrollo en la agenda internacional. China seguirá desempeñando su rol con la máxima responsabilidad y tomará parte activa en la reforma y construcción del sistema de gobernanza global, con vistas a seguir aportando la sabiduría china y proyectos chinos al mundo. En una palabra, China seguirá su propio camino de fortalecimiento nacional, y este camino es bien distinto al de las potencias tradicionales,

Hasta aquí mis interpretaciones personales sobre este Congreso y seguramente saben que la importancia de este Congreso es inigualable para China, con influencias en casi todos los sectores. Esperamos que los diversos países del mundo puedan conocer este Congreso, con una mayor precisión y profundidad, y las nuevas misiones históricas del Partido, así como las brillantes perspectivas que contempla la nueva era del socialismo con peculiaridades chinas. A nivel personal, todo ello les será de suma utilidad para conocer y entender China mejor, y desarrollar con mayores éxitos intercambios y cooperaciones con el país asiático.

Asimismo, estamos dispuestos a anunciar ante el mundo, que China aportará una extraordinaria estabilidad a la actual situación internacional, tan acosada por la incertidumbre, inyectando a la vez, una potente energía positiva a la sociedad humana en su búsqueda de un porvenir mejor.

En el futuro periodo, China propulsará constantemente una nueva apertura más integral y conectada con el mundo, abrirá aún más sus puertas, promoverá en todos los ámbitos la iniciativa de la Franja y la Ruta, creará flamantes plataformas de cooperación internacional, en pos del desarrollo compartido y la prosperidad común con los diversos países.

Esto creará nuevas oportunidades para la comunidad internacional, incluida la Argentina en su empeño de ahondar la cooperación mutuamente beneficiosa con el país asiático.

Siendo por igual China y Argentina grandes países en desarrollo y economías emergentes de peso, tanto el cambio como las reformas figuran como los principales temas en nuestras agendas.

Nos importan mucho la mejora de la vida del pueblo y el empleo, trabajamos por un desarrollo social inclusivo y un desarrollo nacional sostenible, a la expectativa de desempeñar un mayor papel constructivo en el escenario mundial.

Por este motivo, tenemos mucho para aprendernos mutuamente, en tanto que la honda convergencia de nuestras concepciones y estrategias de desarrollo, así como las necesidades reales de cooperación en ámbitos tan variados como economía y comercio, finanzas, energía, agricultura, transporte, y cultural y humanidades, han devenido la gran fuerza endógena para el desenvolvimiento integral, sostenido y profundo de las relaciones sino-argentinas.

El socialismo con peculiaridades chinas está entrando en una nueva época. En mi opinión, las relaciones entre China y Argentina también se encuentran transitando por una flamante etapa de desarrollo. Estoy a la expectativa de que ambas partes puedan aprovechar en mayor medida las oportunidades ofrecidas el uno para el otro, profundizar el intercambio y la referencia de las respectivas experiencias de gestión, potenciar la conexión de las estrategias de desarrollo así como la coordinación de políticas concretas en industrias, finanzas, comercio e inversiones, al tiempo de impeler activamente las reformas dentro de nuestros propios países, con miras a aglutinar fuerzas motrices de crecimiento y contribuir al desarrollo de nuestras sendas economías.

Estamos dispuestos a fortalecer la coordinación y la colaboración con la parte argentina en los foros multilaterales tales como la ONU, el G20, la OMC, el G77 y el foro China-Celac, defendiendo el desarrollo de la globalización y el multilateralismo, en un esfuerzo por elevar la representatividad y el derecho a opinar de los países de mercado emergente en el sistema de gobernanza global. Me asiste la convicción de que con los esfuerzos aunados de ambas partes, las dos naciones cumplirán juntas el sueño de la cooperación y ganancia compartida y del desarrollo y prosperidad, inaugurando un nuevo y mejor capítulo de la Asociación Estratégica Integral entre China y Argentina.

Aquí terminan mi breve presentación sobre el XIX Congreso Nacional del Partido y algunas reflexiones personales acerca del futuro desarrollo de las relaciones sino-argentinas. Hay que reconocer que los aspectos que abarca este Congreso son bien extensos, y estoy abierto para más intercambios y discusiones al respecto.

Para sus Amigos :   
Imprimir